El ácido hialurónico y la cirugía estética

El ácido hialurónico y la cirugía estética

El ácido hialurónico es uno de los tratamientos más utilizados en la cirugía estética por su seguridad, eficacia y beneficios para la piel e imagen. Es una materia que se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo. A medida que pasan los años va disminuyendo su cantidad. Por esta razón nuestra piel va envejeciendo y perdiendo sus propiedades. Su utilización sirve principalmente  para reforzar y rejuvenecer la piel.

Ventajas del ácido hialurónico

Los tratamientos con ácido hialurónico son los más demandados en las clínicas estéticas. El objetivo principal es el relleno de arrugas y dar volumen a zonas que con el paso de los años han perdido volumen. Es decir se utiliza para el rejuvenecimiento de la piel.

Su principal característica es la retención de agua. Por lo tanto es el gran antagonista de la sequedad de la piel.

Entre las ventajas que tiene el rejuvenecimiento de nuestro cuerpo en general y el facial en particular destacamos:

  • El ácido hialurónico retiene la humedad. Por lo tanto ayuda a mantener nuestra piel más sana y flexible
  • Aporta volumen labial, consiguiendo así un efecto de relleno duradero
  • La piel se mantiene con tacto suave y jovial
  • Detiene claros signos de envejecimiento y retrasa la aparición de arrugas
  • Por último destacaremos que facilita la reparación celular de la piel de nuestra cara.

Tipos de ácido hialurónico

Existen 2 grandes tipos de ácido hialurónico:

  • Reticulado: Todos los que se utilizan para el relleno y dar volumen. Mediante la reticulación del ácido hialurónico, conseguimos que la hialuronidasa no pueda acceder al mismo con facilidad, frenando su degradación o eliminación. El tratamiento de relleno con ácido hialurónico reticulado tiene una duración aproximada de una año.
  • El no reticulado: El objetivo prioritario es la hidratación y la mejora de la calidad de la piel. Podríamos decir que son las vitaminas que nuestra piel necesita, un compuesto de aminoácidos, oligoelementos, vitaminas y el propio ácido hialurónico. Tiene una duración inferior al reticulado, ya que la hialuronidasa puede acceder con mucha mayor facilidad.

Características

El ácido hialurónico es compatible con nuestro organismo. Es decir nuestro cuerpo no lo rechaza y por este motivo se pueden garantizar tratamientos de cierta duración y efectividad.

Además es una molécula que se puede conseguir por técnicas de bioingeniería. Es polisacárido. En el caso del ácido hialurónico reticulado, estas moléculas forman una malla y determinan la viscosidad del producto, logrando evitar su degradación. En el caso del no reticulado, no existen uniones sino formas libres.

La viscosidad del producto determinará la zona específica donde va a ser utilizado. Por ejemplo, hay determinados tipos de ácido hialurónico que serán específicos para infiltrar muy próximos al hueso y dar volumen a zonas como el mentón y los pómulos. En cambio otros tipos se utilizarán en zonas mucho más superficiales.

Aplicaciones de uso del ácido hialurónico

Se puede utilizar tanto a nivel facial como corporal. Según la zona y su objetivo es recomendable utilizar un determinado tipo de ácido hialurónico.

Bioplastia y ácido hialurónico

El ácido hialurónico se utiliza en bioplastia para conseguir rellenar zonas profundas y recuperar volúmenes. También para el rejuvenecimiento de la piel

Anestesia

Depende de la zona a tratar. En su aplicación podemos utilizar una aguja o cánula. En el caso de la aguja es posible que pueda causar alguna pequeña inflamación, siendo la cánula mucho menos traumática. La utilización o no de anestesia siempre dependerá del paciente y de la zona a tratar, siendo la anestesia local lo más recomendable.

Sesiones recomendadas y duración

Normalmente el tratamiento completo se puede realizar en una sola sesión. Su duración puede estar comprendida entre 30 minutos y una hora, según la zona tratada.

Resultados

Los resultados de su utilización son inmediatos.

Efectos secundarios

Habitualmente su utilización no tiene efectos secundarios y es un tratamiento bien tolerado. Además hay que tener en cuenta que para que no puedan causar ningún tipo de alergia son productos sintetizados puros. Aunque puede producir algún tipo de hematoma (en la zona del pinchazo), inflamación o según la zona (pómulos) podría sentirse un poco de dolor que con analgésico se controla sin ningún problema.

Compatibilidad con otros tratamientos

Es un elemento compatible y complementario con otro tipo de tratamientos tanto de medicina estética como de bio-nutrición.

2022-10-21T10:22:13+00:00
¡Pregúntanos lo que quieras!