Tu imagen comunica: optimiza al máximo los resultados de tu cirugía

Tu imagen comunica: optimiza al máximo los resultados de tu cirugía.

Bienvenid@s a tod@s a mi primer post en el blog de IDERMIC! Lo prometido es deuda, y como ya el Dr. Peluffo anunció hace unas semanas, arrancamos esta nueva colaboración, que a mí me entusiasma por lo que resulta unir dos disciplinas que buscan lo mismo: ayudar a que os encontréis a gusto en vuestra piel y satisfechos con vuestro cuerpo. No hemos encontrado mejor manera para empezar esta colaboración que explicándoos el por qué de la misma, y de qué forma las técnicas de la asesoría de imagen resultan altamente útiles a los pacientes que se someten a operaciones de cirugía estética.

Este tipo de trabajo colaborativo es algo habitual desde hace muchos años en otros países de Europa y Estados Unidos, y por mi experiencia he podido constatar su influencia positiva en la percepción de los resultados conseguidos por parte del paciente. Pero empecemos por el principio: ¿qué es la asesoría de imagen? Muchos de vosotros seguro que habéis oído hablar de esta disciplina, sobre todo vinculada al mundo del espectáculo o de las celebrities. Y aunque también es cierto que se trata de algo muy común en estos ámbitos, afortunadamente estamos en un momento de importante democratización de la profesión, y muchos de los que a ello nos dedicamos, ofrecemos servicios al alcance de cualquiera que desee verse y sentirse mejor con su imagen.

Puede resultar una obviedad, pero es necesario recordar que “la imagen comunica”. Nuestro aspecto es un potente código de comunicación con el que transmitimos -con más o menos consciencia- una serie de mensajes que el receptor -quienes nos rodean-interpretará y descifrará de modo que con esta información se construirá una serie de juicios y opiniones acerca de lo que observa de nosotros. Y ahí está la clave: tomar consciencia de lo que “dice” de nosotros nuestra imagen, y sobre todo si ésta va en consonancia con lo que cada uno de nosotros desea transmitir.

Es en este punto donde la asesoría de imagen (o el Image Consulting con terminología anglosajona) hace su mayor aportación ya que es la disciplina que trabaja a favor de potenciar las cualidades que el individuo quiere transmitir a través de reforzar o aplicar sobre él las características físicas que transmiten esas cualidades. En otras palabras, el asesor de imagen observará las cualidades de esa persona para potenciarlas o neutralizarlas en caso necesario y así conseguir el objetivo que desea sobre su imagen.

Entre las técnicas utilizadas en asesoría de imagen, destaca la del análisis antropométrico que identifica el tipo de silueta de la persona y define sus proporciones, en definitiva, realiza una descripción de su armonía corporal para entonces saber qué correcciones llevar a cabo y ópticamente proyecte una imagen más equilibrada y atractiva. Si atendemos a esta definición, veréis el por qué la asesoría de imagen es tan útil para el paciente que está reflexionando acerca de la decisión de intervenirse quirúrgicamente.

Mi aportación con Idermic para estos pacientes se centra en dos momentos diferenciados y complementarios del proceso: Antes de la intervención: a partir de la explicación que desde el punto de vista médico realice el cirujano acerca de la idoneidad de la intervenciones y los resultados que se podrán esperar con ella, mi papel como asesora de imagen sirve para que el paciente conozca cómo esos resultados influirán en el conjunto de su armonía corporal, la imagen que proyectará a partir de entonces y sus consecuencias a la hora de adoptar nuevos hábitos en el vestir o el maquillaje y peinado.

Después de la intervención: operarse no solamente tiene consecuencias en el sentido más estrictamente físico. Acostumbrarse a esa nueva imagen, a menudo a ese nuevo “yo”, abandonar viejos hábitos o aumentar la autoestima y seguridad en uno mismo, requiere de un tiempo e incluso implica una transformación en los gustos y el estilo de la persona protagonista. La intervención da la oportunidad al paciente de “lucir” su cuerpo y rostro de distinta manera a antes de la operación. Se encontrará que la misma ropa que llevaba ya no le servirá o no le resultará nada atractiva, o bien su rostro le reclamará un nuevo peinado o maquillaje.

Mi papel como asesora de imagen aquí es acompañar en todo este camino de transformación, atendiendo a las dudas, interrogantes y consultas del paciente para que realmente pueda sacar partido a su cambio de una forma adecuada, siendo un apoyo importante en su proceso de embellecimiento y ayudándole a ganar en seguridad y confianza. En Idermic, el paciente es el máximo protagonista, nos preocupamos por su bienestar e innovamos constantemente para ofrecerle las mejores técnicas y la mejor atención. La incorporación de esta nueva área de Image Consulting con Dress ‘U up es un paso más en la búsqueda de la máxima excelencia de nuestra clínica al servicio de nuestros pacientes.

SOL·LICITAR VISITA

DEMANAR HORA +

FINANÇAMENT 0% INTERÈS

LLEGIR MÉS +

2020-02-22T09:58:58+00:00
Open chat
¡Pregúntanos lo que quieras!