Reparar el lóbulo rasgado con una sencilla cirugía

Reparar el lóbulo rasgado con una sencilla cirugía

El lóbulo rasgado se produce habitualmente por el uso de pendientes pesados, que producen un alargamiento del orificio o incluso la rotura definitiva del lóbulo de la oreja.

El cirujano estético Dr. Peluffo no explica que esta alteración puede corregirse mediante una sencilla cirugía, con anestesia local y de aproximadamente 30 min de duración. No es una cirugía dolorosa, aunque puede producir algunas molestias que se solucionan adecuadamente con analgésicos comunes.

Generalmente, los pacientes pueden traer una vida normal a las 24 horas, aunque es recomendable evitar deportes intensos o piscina durante la primera semana. Al cabo de 12-15 días se procede a retirar los puntos de sutura. Alrededor del segundo mes de postoperatorio puede realizarse un nuevo orificio en el lóbulo para los pendientes.

2019-10-10T14:04:59+00:00