Trastornos de pigmentación

DERMATOLOGÍA CLÍNICA

TRASTORNOS DE PIGMENTACIÓN

Una correcta valoración permite lucir una piel sin manchas

Las efélides son manchas pequeñas de color marrón o rojizo localizadas en áreas expuestas al sol, principalmente cara, escote, espalda y brazos, que aparecen desde la infancia y se incrementan en número con la edad. En invierno pueden disminuir e incluso desaparecer.

Los lentigos solares suelen aparecer después de los 30 o 40 años. Se trata de manchas ovaladas o redondas, de coloración marrón, uniformes y que se localizan en la cara o en el dorso de las manos. Son más grandes que las efélides y no desaparecen en invierno. Los lentigos solares no son cancerosos, ni tienen riesgo de producir un cáncer de piel, pero nos dicen que la exposición solar ha sido excesiva y por lo tanto las personas con lentigos solares pueden tener otras lesiones que sí sean cancerosas.

Por este motivo recomendamos la valoración por un dermatólogo. Al ser lesiones benignas de la piel generalmente no necesitan tratamiento. Sin embargo, por motivos estéticos se pueden eliminar mediante diferentes tratamientos como el peeling químico, la crioterapia, la luz intensa pulsada o el láser. No suelen responder bien a cremas despigmentantes. La mejor forma de prevención es el uso de protectores solares y controlar la exposición al sol.

SOL·LICITAR VISITA

DEMANAR HORA +

FINANÇAMENT 0% INTERÈS

LLEGIR MÉS +

2019-02-22T12:36:49+00:00
Open chat
¡Pregúntanos lo que quieras!