Control de pecas

DERMATOLOGÍA CLÍNICA

CONTROL DE PECAS

Un examen exhaustivo ayuda a prevenir posteriores enfermedades

El control de lunares o nevus debe ser anual y se debe realizar con el dermatólogo.

En determinados casos el control debe ser más frecuente:
• Antecedente personal o familiar de cáncer de piel.
• Antecedente personal o familiar de cáncer en general.
• Presencia de nevus atípicos: pecas asimétricas, mayores a 6 mm, con bordes irregulares y más de un color.
• Piel muy blanca y/o color de cabello rojizo.
• Tener más de 100 lunares o nevus.
• Nevus congénitos (lunares de nacimiento).
• Inmunodepresión (trasplantes, tratamiento con quimioterapia, etc.)
• Padecer enfermedades genéticas que predispongan al cáncer de piel (xeroderma pigmentoso, albinismo, etc.)

Hay nevus que son más difíciles de controlar y por eso requieren un seguimiento más estricto, estos son los que se encuentran en el cuero cabelludo, palmas, plantas, genitales y región umbilical.

El objetivo del control de nevus es la prevención del cáncer de piel a través de la detección precoz de las lesiones cutáneas malignas o potencialmente malignas y enseñarnos cómo debemos proteger del sol.

SOL·LICITAR VISITA

DEMANAR HORA +

FINANÇAMENT 0% INTERÈS

LLEGIR MÉS +

2019-02-22T13:01:28+00:00
Open chat
¡Pregúntanos lo que quieras!